Últimos comentarios

Busqueda

Cómo usar una mascarilla correctamente

Cómo usar una mascarilla correctamente

Usar una mascarilla facial a menudo ayuda a las personas a sentirse protegidas y tranquilas. Pero, ¿puede una mascarilla quirúrgica evitar que te expongas o transmita ciertas enfermedades infecciosas?

Y, si las mascarillas faciales te protegen de enfermedades infecciosas, como el COVID-19, ¿hay una manera adecuada de ponérselas, quitárselas y desecharlas? Sigue leyendo para descubrirlo.

 

¿Qué es una mascarilla quirúrgica?

Las mascarillas quirúrgicas desechables son máscaras, holgadas, de forma rectangular. La máscara tiene bandas elásticas o cintas que se pueden fijar detrás de las orejas o atar detrás de la cabeza para mantenerla en su lugar. Puede haber una tira de metal en la parte superior de la máscara y se puede pellizcar para ajustar la mascarilla alrededor de la nariz.

Una mascarilla quirúrgica de tres capas que se use adecuadamente puede ayudar a bloquear la transmisión de microorganismos con partículas grandes presentes en las gotas, aerosoles o salpicaduras de fluidos corporales. La máscara también puede reducir la probabilidad de contacto entre mano y cara.

Las tres capas de la mascarilla quirúrgica funcionan de la siguiente manera:

    • La capa externa repele el agua, la sangre y otros fluidos corporales.
    • La capa intermedia filtra ciertos patógenos.
    • La capa interna absorbe la humedad y el sudor del aire exhalado.

Sin embargo, los bordes de las mascarillas quirúrgicas no forman un sello hermético alrededor de la nariz o de la boca. Por lo tanto, no pueden filtrar pequeñas partículas en el aire como las transmitidas al toser o estornudar.

 

¿Cuándo deberías ponerte una mascarilla?

Una fuente fiable como es la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda usar máscaras quirúrgicas solo si:

    • tienes fiebre, tos u otros síntomas respiratorios
    • estas bien pero cuidas a alguien con una enfermedad respiratoria; en este caso, usa una mascarilla cuando estés a 1,5 metros o más cerca de la persona que está enferma

Aunque una máscara quirúrgica ayuda a atrapar gotas respiratorias más grandes, no puede protegerte de contraer el nuevo coronavirus, que se conoce como SARS-CoV-2. Eso es porque las mascarillas quirúrgicas:

    • no filtran las partículas más pequeñas en el aire
    • no se ajustan perfectamente al perfil de tu cara, por lo que las partículas en el aire pueden filtrarse a través de los lados de la máscara

Algunos estudios realizados no han podido demostrar que las máscaras quirúrgicas eviten efectivamente la exposición a enfermedades infecciosas en entornos comunitarios o públicos.

En la actualidad, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) no recomienda que las personas en general usen mascarillas quirúrgicas o N95 para protegerse de enfermedades respiratorias como COVID-19. Esto principalmente porqué los sanitarios, que se encuentran en primare linea, necesitan estos suministros, y actualmente hay una escasez de ellos.

Sin embargo, en el caso de COVID-19, los CDC recomiendan al público en general que use mascarillas de tela para evitar la propagación de la enfermedad. Sin embargo en internet puedes también encontrar instrucciones de fuente fiable sobre cómo hacer las tuyas.

 

Como ponerse una mascarilla quirúrgica

Si necesitas usar una mascarilla quirúrgica, sigue los siguientes pasos para ponertela correctamente.

Pasos para ponerse una mascarilla

    1. Antes de ponerte la máscara, lávate las manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón, o frótate bien las manos con un desinfectante.
    2. Verifica si hay defectos en la mascarilla como roturas o agujeros.
    3. Coloca el lado coloreado de la máscara hacia afuera.
    4. Si está presente, asegúrate de que la tira metálica esté en la parte superior de la máscara y colocada contra el puente de la nariz.
    5. Sostén la máscara por ambas cintas elásticas y colócalas detrás de cada oreja.
    6. Moldea la tira superior metálica flexible a la forma de tu nariz pellizcándola y presionándola con los dedos.
    7. Tira de la parte inferior de la máscara sobre tu boca y mentón.
    8. Asegúrate de que la máscara se ajuste perfectamente.
    9. No toques la máscara una vez en su posición.
    10. Si la máscara se ensucia o humedece, reemplázala por una nueva.

 

Que no hacer cuando se usa una mascarilla quirúrgica

Una vez que la máscara se coloca de forma segura, hay ciertas precauciones a tener en cuenta para garantizar que no transfiera patógenos a la cara o las manos.

Mientras usas la mascarilla evita:

    • tocar la máscara una vez que esté asegurada en tu cara, ya que podría tener patógenos
    • colgar la máscara de una oreja
    • colgar la máscara alrededor de tu cuello
    • entrecruzar los lazos
    • reutilizar mascarillas de un solo uso

Si tiene que tocar la mascarilla mientras la usas, primero lávate las manos. Asegúrate de lavarte las manos después o usa un desinfectante para manos.

 

Cómo quitar y descartar una mascarilla quirúrgica

Es importante quitarse la máscara facial correctamente para asegurarse de no transferir gérmenes a las manos o la cara. También debes asegurarte de desechar la máscara de forma segura.

Pasos para quitarse una mascarilla

    1. Antes de quitarte la mascarilla, lávate bien las manos o usa desinfectante para manos.
    2. Evita tocar la máscara en sí, ya que podría estar contaminada. Sostenla solo por las tiras elásticas.
    3. Retire con cuidado la máscara de tu cara una vez que desenganches ambas tiras elásticas de las orejas.
    4. Sosteniendola siempre por las tiras, desecha la mascarilla colocándola en un contenedor de basura cubierto.
    5. Después de quitarte la máscara, lávate bien las manos o usa desinfectante para manos.

 
En resumen

Ponerse y quitarse estas mascarillas correctamente puede ayudar a protegerte a ti y las personas que te rodean de la transmisión o contracción de agentes patógenos.

De todas formas tienes que considerar que, aunque las máscaras faciales pueden ayudar a reducir la propagación de algunos organismos causantes de enfermedades, la evidencia sugiere que el uso de mascarillas no siempre puede proteger de la exposición a ciertos patógenos.

Publicado el 22/04/2020 por Mauro L. Home, Informarse mejor 0 82

Deja un ComentarioDeja una Respuesta

Anterior
Siguiente

No hay productos

Estar determinado Envío
0,00 € Total

Confirmar