• Los enfermos con apnea del sueño que se encuentran sin tratamiento, no pueden conducir.
  • Los pacientes con SAOS tratados y controlados en las sucesivas revisiones médicas, y siempre con informe favorable, podrán obtener o renovar el permiso de conducción con los tiempos que marca la ley.
  • Los médicos pueden prestar una gran ayuda interesándose en este campo de la medicina e investigando esta posibilidad en los pacientes que acuden a consulta, aunque lo hagan por otro motivo.
  • Se debe confirmar ante un paciente conductor, si con frecuencia padece somnolencia diurna, si es roncador, si sufre episodios de apnea durante el sueño y si ha tenido la sensación de dormirse al volante o algún accidente en este sentido. De esta forma, fácilmente se puede detectar al conductor con alteraciones del sueño para diagnosticarle y tratarle en una unidad de trastornos del sueño, y de esta forma, evitar que provoque un accidente de tráfico.

Para obtener más información sobre el síndrome de la apnea del sueño, póngase en contacto con nosotros al +34 916 217 745